Inicio Novedades Mercedes Clase G: a la venta en mayo

Mercedes Clase G: a la venta en mayo

 

Mercedes Benz ya admite pedidos de la nueva Clase G en su versión G 500. Un modelo que incorpora un nuevo y potente motor de gasolina V8 de 4,0 litros biturbo que desarrolla 31 kW (422 CV) y 610 Nm de par (consumo mixto de combustible: 11,1 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 263 g/km).

Su comercialización está prevista en nuestro mercado para el mes de mayo con un precio inicial de 127.450€ (recomendado en península y Baleares, transporte e impuestos incluidos).

Este todoterreno convence ya sea en carretera o campo a través, por su potencia, sus modernos sistemas de asistencia a la conducción, sus sobresalientes propiedades de conducción y su seguridad.

La nueva Clase G es 53 milímetros más larga y 121 milímetros más ancha. En el interior todas las plazas se benefician de este incremento. Además, los asientos de diseño ergonómico están disponibles en diferentes ejecuciones que mejoran el confort: función de memorias, calefacción, ventilación o función de masaje son algunas de las opciones disponibles.

Y para los clientes más exigentes es posible incrementar la exclusividad del vehículo con equipos opcionales tales como el interior exclusivo Plus con cuero en el revestimiento interior de las puertas.

Por otro lado, el nuevo tren de rodaje, los programas de conducción DYNAMIC SELECT, el «G-Mode» y los tres bloqueos de diferencial con una acción de bloqueo del 100% aumentan tanto el confort como la agilidad sobre cualquier terreno. Se incluyen numerosos atributos nuevos, como los faros en técnica LED, los sistemas de asistencia a la conducción, y el interior de alta calidad con asientos tapizados en cuero.

La Clase G está considerada como un icono del diseño. Su aspecto exterior no ha experimentado modificaciones esenciales desde el año 1979. Algunos elementos emblemáticos de su diseño asumen hoy en día la misma función que en la primera edición, y confieren a la Clase G su figura inconfundible.

A diferencia del antecesor, en el eje trasero se monta un nuevo eje rígido con cuatro brazos longitudinales a cada lado y una barra Panhard. Esta construcción aumenta el confort al circular por carretera a velocidad de crucero. En terrenos sin pavimentar, una carrera de compresión y extensión de 82/142 milímetros detrás y una altura libre sobre el suelo de 241 milímetros en el engranaje del eje trasero aumentan la seguridad en situaciones extremas.

El uso de materiales de ligeros en zonas específicas de la carrocería hace que la Clase G pese unos 170 kilogramos menos que el modelo antecesor. La receta es una nueva combinación de acero y aluminio de alta resistencia, de gran resistencia y ultrarresistente, así como procesos mejorados de producción en la planta austriaca de Magna Steyr. Pero la reducción de la masa no supone una disminución de la estabilidad. Más bien al contrario: la rigidez a la torsión del bastidor, la carrocería y los soportes de la carrocería ha aumentado incluso en un 55%, de 6.537 a 10.162 Nm/grado.

Artículo anteriorSkoda Fabia 2018: ahora mucho más “Clever”
Artículo siguientePrograma 195   08-02-2018
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor