Inicio Novedades Mercedes CLS, tecnológica y deportiva tercera generación…

Mercedes CLS, tecnológica y deportiva tercera generación…

 

Mercedes Benz acaba de mostrar la tercera generación de su modelo CLS aprovechando la celebración del tradicional LA Motor Show, el Salón del Automóvil de Las Vegas.

Sus rasgos más llamativos son la forma de la parrilla, cuyo contorno se ensancha hacia abajo, y el frontal inclinado hacia delante. Otros elementos característicos son los faros anchos, de corte bajo, y los pilotos traseros divididos en dos secciones. Al mismo tiempo, su diseño retoma el carácter carismático del primer CLS, que creó un nuevo segmento de mercado y se convirtió rápidamente en un icono del diseño.

La gama de motores del CLS es completamente nueva. En la fecha del lanzamiento al mercado (primavera 2018) estarán disponibles tres mecánicas de seis cilindros:

  • CLS 350 d 4MATIC (210 kW/286 CV, 600 Nm; consumo mixto de combustible: 5,6 l/100 km, emisiones de CO2, ciclo mixto: 148 g/km)
  • CLS 400 d 4MATIC (250 kW/340 CV, 700 Nm; consumo mixto de combustible: 5,6 l/100 km, emisiones de CO2, ciclo mixto: 148 g/km)
  • CLS 450 4MATIC (270 kW + 16 kW/367 CV + 22 CV; consumo mixto de combustible: 7,5 l/100 km, emisiones de CO2, ciclo mixto 178 g/km)

El exclusivo interior del CLS Coupé se presenta con una forma básica nítida que, al igual que el exterior, está formada por formas fluidas y sensuales. A ello se añade el uso de materiales de alta calidad y unos acabados en consonancia.

El puesto de conducción amplio y deportivo, así como la combinación de colores, producen una agradable sensación de espaciosidad. La línea ondulada del diseño se extiende desde la puerta delantera hasta la trasera y se abre a la altura del montante B, reforzando la impresión de dinamismo. Como novedad, la iluminación de ambiente incluye ahora difusores de ventilación iluminados, cuya forma recuerda a la turbina de un avión. El carácter artesanal de los asientos acentúa la impresión deportiva. Como opción se ofrece un puesto de conducción widescreen con pantalla de alta resolución. Los dos visualizadores de 12,3 pulgadas que componen este equipo se presentan bajo un único cristal que cubre ambas pantallas sin transiciones. La consola central parece flotar en el ambiente gracias a un elemento decorativo superpuesto de madera de poros abiertos o brillante.

El conductor puede configurar el puesto de conducción completamente digitalizado según sus necesidades particulares o la situación de conducción. Para ello se ofrecen tres estilos diferentes que permiten crear un ambiente adaptado a las preferencias individuales, al estado de ánimo o al equipamiento interior. Los estilos Classic y Sport cuentan con un esquema básico compuesto por dos esferas, mientras que el estilo Progresive atrae la atención con una estructura de un solo instrumento central en forma de esfera.

En muchos aspectos, el nuevo CLS alcanza el nivel de la nueva Clase S, pudiendo equiparse con el paquete de asistencia a la conducción, que incluye la más moderna generación de sistemas de asistencia a la conducción para prestar ayuda al conductor en función del trayecto.

 

La oferta de sistemas de seguridad y asistencia a la conducción obedece a una estructura modular. El equipamiento de serie incluye el servofreno de emergencia activo, el detector de cambio de carril, ATTENTION ASSIST, el indicador de velocidad límite y el sistema de protección de los ocupantes PRE‑SAFE®. Una novedad que se incorpora asimismo en todos los modelos es PRE-SAFE® Sound. Este equipo prepara los órganos internos del oído humano a los ruidos que pueden producirse a consecuencia de una colisión.

Artículo anteriorFT-AC , el nuevo concept car de Toyota
Artículo siguienteEntregados los Premios #0accidentes 2017
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor