Inicio Novedades Opel Insignia GSi: elegante, deportivo y especial

Opel Insignia GSi: elegante, deportivo y especial

Más emocional, más preciso, incluso más eficiente, el nuevo Opel Insignia GSi es un sedán deportivo para aquellos que gustan de algo especial. Un coche para que el conductor disfrute al máximo en todo tipo de carreteras.

El chasis con su configuración dinámica y elevado nivel de agarre, combinado con la tracción integral, garantiza una experiencia de conducción gratificante, así como la máxima seguridad. La nueva transmisión automática de ocho velocidades se puede operar a través de las levas de cambio en el volante – como en un coche de carreras – para una experiencia de conducción aún más activa. Característica de la nueva generación de Insignia es la combinación de diseño ligero, bajo centro de gravedad y la potencia del motor de 2.0 litros turbo.

El resultado es un equilibrio excelente y una excelente relación peso / potencia. Estos valores internos merecen una imagen exterior especial. Con grandes tomas de aire cromadas en la parte delantera y un eficiente alerón trasero para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero, la imagen del GSi coincide perfectamente con su rendimiento. Los asientos deportivos tapizados en piel, especialmente desarrollados para el GSi, el volante deportivo de cuero y los pedales de aluminio añaden los toques finales.

“El nuevo Insignia GSi es claramente más rápido en una vuelta al Nürburgring-Nordschleife que el más poderoso Insignia OPC de la generación anterior”, afirma el director Coches de Deportivos & Competición, Volker Strycek después de las pruebas. Una de las razones es que, al igual que le sucede a un atleta en forma, el GSi es 160 kilos más ligero que el Insignia OPC 2.8 V6 Turbo comparable.

El Insignia GSi continúa una larga tradición de modelos deportivos Opel denominados GSi. Los primeros en provocar el entusiasmo de los aficionados fueron el Manta GSi y el Kadett GSi (1.8 litros y 115 CV) en 1984. Sólo cuatro años más tarde, el motor 2.0 litros DACT de 16 válvulas en el Kadett 2.0 GSi 16V entregó 150 CV. El primer Astra también ofreció este motor y en 1993 había una alternativa de 1.8 litros y 125 CV en el Astra GSi. También hubo un GSi en varias generaciones del Corsa, comenzando con el Corsa A de 100 CV (1988) que se ha convertido en un clásico muy codiciado. El final (¡provisiona!) de la línea fue en el Corsa D, en agosto de 2012.

Y ahora el nuevo Insignia GSi que hará su estreno mundial en el Salón Internacional de Automóvil de Frankfurt (IAA) de 14 al 24 de septiembre de 2017 y estará disponible para pedidos en España a mediados de noviembre.

Artículo anteriorDTM Rusia: empieza la criba
Artículo siguienteNoches blancas, cita ineludible en La Manga Club
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor