Inicio Novedades Porsche Mission E, 4 puertas y enchufable

Porsche Mission E, 4 puertas y enchufable

P15_0789_a4_rgb

Porsche sorprendía en Frankfurt con la presentación de este impresionante Concept Car con más de 600 CV de potencia y que con un motor eléctrico de 800 voltios es capaz de acelerar de 0 a 100 Km/h en apenas 3,5 segundos.

El Porsche Mission E cuenta con una construcción ligera y una óptima distribución del peso al mismo tiempo que un centro de gravedad bajo. Hay que tener en cuenta que el Mission E tiene una carrocería que es una mezcla de aluminio, acero y plástico reforzado con fibras de carbono, material este último del que se componen también sus anchas llantas de 21 y 22 pulgadas.

P15_0782_a4_rgb

La batería está situada en los bajos del automóvil y se extiende en toda su longitud entre el eje delantero y el eje trasero. De este modo, el peso se distribuye de forma homogénea en ambos ejes propulsores estableciendo un balance equilibrado.

Este Mission E, proyecta las inconfundibles líneas del diseño de la firma alemana y presume de prestaciones a cargo su  propulsor eléctrico que desarrolla la potencia máxima incluso durante la aceleración repetida en breves plazos de tiempo. La tracción total, controlada según la demanda, transmite potencia a la carretera, mientras que la dirección activa en las cuatro ruedas determina la dirección deseada de una forma muy precisa.

P15_0786_a4_rgb

Sus cifras impresionan: los 500 kilómetros de autonomía que promete lo igualan al coche de Tesla y su recarga rápida reduce a la mitad los 30 minutos que tarda en cargar sus baterías al 80%.

P15_0787_a4_rgb

 

 

 

Artículo anteriorAdam Raga y Jordi Tarrés, un equipo campeón
Artículo siguientePremio Excelencia FIA para el Circuit de Barcelona
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor