Inicio Pruebas BMW M4 Cabrio, la vida al aire libre.

BMW M4 Cabrio, la vida al aire libre.

IMG_0618

Este BMW M4 Cabrio te enamora a simple vista. Su aspecto denota el gran trabajo aerodinámico realizado por la marca con una imagen deportiva, potente y a la vez radicalmente segura.  Las preciosas llantas de 19 pulgadas que monta nuestra unidad de prueba junto a las pinzas de freno azules, la salida de aire justo en la parte superior trasera de las ruedas anteriores, y el fenomenal diseño de la zaga, con esos cuatro tubos de escape y las sinuosas curvas de su paquete aerodinámico son tan sólo algunas de sus primeras señas de identidad de este vehículo.

Equipado con un espectacular motor de  6 cilindros biturbo de 431 CV, y combinado con el cambio de doble embrague DKG de 7 marchas  se convierte en una maquina perfecta para devorar kilómetros.  Eso sí hay que estar preparado desde el primer momento para ser el centro de todas las miradas en cualquier semáforo,  sin olvidar que su majestuoso “ronroneo” hará que muchos giren la cabeza buscando su origen.

IMG_0658

El M4 se “asienta” sobre el asfalto en todo momento gracias entre otros elementos a los impresionantes neumáticos 255/35 en el eje delantero y 275/35 en el posterior,.siempre asociados a unas exclusivas llantas de 19 pulgadas que dejan entrever unas pinza de frenos azules que trabajan siempre con la máxima efectividad.

Con todo esto uno puede pensar que el “punto flojo” del M4 Cabrio estará en su consumo, pues no nada más lejos de la realidad. Nuestra prueba se realizó con una conducción mixta urbana y carretera (incluyendo autopistas y zonas sinuosas de montaña) en la que este BMW demostró sus cualidades de “ahorrador”. En concreto las cifras conseguidas no superaban los 9,5 litros en un consumo urbano, un registro que bajaba considerablemente en carretera donde marcaba unos reales 8,9 litros de media cada 100 Km recorridos.

IMG_0632IMG_0650

En todo momento el M4 te transmite un mundo de sensaciones al aferrarte a su volante. En especial tras una simple aceleración al salir de un peaje notarás el empuje y la potencia que de una forma segura y controlada te entregará sin problemas (eso si con el consecuente “ronroneo”).

Pero es que además este M4 es Cabrio, por lo que te permite disfrutar de todas esas sensaciones al “aire libre”. Su capota se acciona de forma eléctrica en apenas 20 segundos, una maniobra que también se puede realizar en marcha con un límite de velocidad establecido en los 18 Km/h.  Tras la acción el techo se camufla en el maletero permitiendo todavía una notable capacidad de 220 litros de carga en su interior.

Es sin duda un M ideal para todos aquellos que les corra adrenalina por su interior y no tengan problema en ser observados a su paso.

IMG_0624

Cubicaje / Potencia: 2.979 cc / 431 CV entre 5.500-7.300 rpm

Caja de cambios: automático 7 velocidades

Alimentación: gasolina

Longitud / Anchura / Altura: 4.671 / 1.870 / 1.386 mm

Distancia ejes: 2.812 mm

Maletero: 370 litros

Nº plazas: 4 plazas

Neumáticos: 255/40/18 del – 275/40/18 det. En prueba: 255/35/19 del – 275/35/19 det.

Tracción: trasera

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos ventilados

Aceleración 0-100 km/h: 4,4 seg

Velocidad máxima: 250 Km/h

Capacidad depósito combustible: 60 litros

Peso en orden de marcha: 1.865 Kg.

Par motor: 550 Nm entre 1850-5500 rpm

Emisiones CO2: 203 g/Km

Consumos oficiales

Extraurbano: 7,1 l/ 100 Km

Urbano: 11,5 l/ 100 Km

Mixto: 8,7 l/ 100 Km

 

Precio: 101.900 euros

 

 

 

 

 

 

Artículo anteriorKobayashi con Toyota Gazoo en el WEC
Artículo siguienteOpel Mokka X, novedad en Ginebra
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor