Inicio Marcas de Coche Audi A1 Sportback, nueva generación en Otoño

A1 Sportback, nueva generación en Otoño

El nuevo Audi A1 Sportback ha crecido significativamente: con 56 mm adicionales, ahora mide 4,03 metros de longitud. Al mismo tiempo, la anchura se mantiene prácticamente invariable, con 1,74 metros. El nuevo modelo tiene una altura de sólo 1,41 metros, 1,43 metros incluyendo la antena.

Las anchas vías y cortos voladizos le confieren un aspecto dinámico y deportivo. La ancha parrilla Audi Singleframe situada muy baja y las entradas de aire laterales dominan el característico frontal. Por debajo del borde del capó hay tres rendijas planas, un homenaje al Audi Sport quattro de 1984, el icono de rallyes de la marca.

Visto lateralmente, el nuevo Audi A1 Sportback también recuerda a los Audi Ur-quattro y Sport quattro de los años 80. El pilar C trasero inclinado y plano parece impulsar al coche hacia delante incluso cuando está parado. El techo de contraste, disponible en dos colores oscuros, finaliza sobre los pilares C, lo que proporciona una impresión de que el techo es más plano y hace que el coche parezca más bajo.

Todas sus líneas laterales, desde el borde de las ventanillas hasta los bajos, ascienden hacia atrás formando una cuña. Los pasos de rueda realzados y la baja línea de cintura otorgan al A1 Sportback una firme presencia sobre el asfalto. La línea inferior entre los extremos del paragolpes delantero hace que el punto focal visual se sitúe aún más bajo.

Disponible en el lanzamiento, la versión Epic edition es especialmente característica. Muestra gráficamente el lenguaje de diseño del nuevo A1 con numerosos contrastes. Las grandes llantas son de 18 pulgadas en color bronce, blanco o negro, según el tono de los llamativos detalles exteriores. Recordando al legendario Audi Sport quattro, los faros LED y grupos ópticos traseros LED van oscurecidos. Los aros Audi en la parrilla Singleframe y la nomenclatura del modelo en la zaga van en color negro.

La gama incluye eficientes motores de gasolina con potencias que van desde los 70 kW (95 CV) a 147 kW (200 CV). La sobrealimentación por turbocompresor, la inyección directa y el filtro de partículas son rasgos comunes en todos ellos.

El Audi A1 equipa un cambio manual o bien una transmisión S tronic de doble embrague de siete marchas en todos los motores. La excepción es el modelo tope de la gama, asociado de serie a una transmisión S tronic de seis velocidades.

El nuevo Audi A1 Sportback está preparado para el futuro digital. Incluso la versión básica viene de serie con una instrumentación digital de alta resolución de 26 cm (10,25 pulgadas) y volante multifunción.

El Audi virtual cockpit opcional ofrece información completa y variada directamente en el campo de visión del conductor, desde las indicaciones para la navegación, hasta mapas dinámicos, y también contenido de infotainment, así como gráficos de algunos de los sistemas de asistencia a la conducción.

Los sistemas de asistencia a la conducción del Audi A1 Sportback proceden de los segmentos superiores. Estos mantienen al nuevo A1 Sportback a la distancia correcta del vehículo precedente, haciendo más fácil al conductor permanecer en el carril y estacionar el coche.

El asistente de salida de carril (Audi lane departure warning) de serie ayuda al conductor a mantener el coche en su carril a velocidades a partir de 65 km/h. También es de serie el limitador de velocidad, que impide al A1 Sportback superar una velocidad máxima seleccionada.

El nuevo Audi A1 Sportback está disponible desde el verano de 2018, y se lanzará al mercado europeo en otoño.

Artículo anteriorSimple Minds siguen queriendo llegar a todos
Artículo siguienteOtsberg confirmado por Citroën hasta final de temporada
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor