Inicio Uncategorized Nuevo Ford Focus: profunda renovación (1a parte)

Nuevo Ford Focus: profunda renovación (1a parte)

Ford Europa ha estado presentando a los medios, durante las últimas semanas, el nuevo Ford Focus, llamado a recuperar para la marca cuota de mercado en el segmento C, donde están el VW Golf, el Seat Leon, el Audi A3, el Renault Megane… ya os hacéis una idea. En la generación pasada, el Focus había sido superado por sus rivales. ¿Podría recuperar la nueva generación un lugar de referencia?

Líneas más limpias y modernas / Foto: ACPhotoCorse

Diseño Exterior

El nuevo Focus es rompedor, comparado directamente con su antecesor. El morro despliega la actual parrilla hexagonal típica de la marca, desde la generación anterior del Fiesta y Mondeo, aunque de una manera suavizada con respecto a estos. Debajo de la parrilla se encuentra una apertura para la refrigeración inferior del coche y donde encontramos la luces antiniebla y, en el caso de los ST-Line y los futuros Captive, unas entradas de aire laterales que mejoran la aerodinámica frontal a altas velocidades.

La versiones deportivas tienen mejor aerodinámica frontal

El capó muestra varios nervios que dan un aire robusto, deportivo y moderno al nuevo Focus y el interior de la parrilla tiene un diseño distintivo en todos los casos, como podéis ver en las fotos. Hexagonos en negro mate para el ST-Line:

Foto: ACPhotoCorse

Franjas horizontales cromadas para el Titanium Diésel:

Foto: ACPhotoCorse

Uves cromadas para el Vignale:

Foto: ACPhotoCorse

Y, asimismo, un patrón de medios hexágonos planos para el Captive, el crossover que saldrá al mercado en 2019.

La zona lateral demuestra el gran trabajo en los detalles que ha hecho el equipo de diseño de la marca, liderado por Murat Seven. Un nervio que recorre el coche de atrás hacia adelante a la altura de los pomos da robustez al conjunto, rasgo que se acentúa con otro nervio a unos cuatro dedos por encima del lateral inferior.

Nervios en el capó y en los laterales

La parte trasera quizá no sea tan distintiva como el morro del coche, pero os puedo asegurar que a fuerza de verla acaba gustando, y mucho.

En definitiva, el Focus 2018 es más atractivo, más moderno y más apto para todos los públicos, al tener una apariencia más deportiva, más fresca y más ligera (por decirlo así) que su antecesor.

La trasera gusta más con un poco de tiempo / Foto: ACPhotoCorse

Diseño interior

El Focus estrena nueva plataforma, la C2 del grupo, pero eso no significa que haya modificado drásticamente sus dimensiones exteriores, y por tanto las interiores. De hecho, las cotas del nuevo Focus son muy parecidas a las del anterior.

El Focus 2018 sólo es 18 mm más largo que el anterior, y con una distancia entre ejes 53 mm superior. En definitiva, no es mucho. Sin embargo, Seven y el equipo de diseño han llevado hasta el límite todo lo que podían hacer para que el nuevo Focus gane en todos los aspectos.

Líneas más limpias e inclusivas en el interior

“Una cosa que hemos hecho ha sido escuchar a muchos usuarios de Ford para saber qué necesitaban en el nuevo Focus“, explica Seven. “Solo así, preguntando a gente real qué necesidades reales tenían, hemos podido dar con el mejor resultado“.

El alemán continúa: “En el nuevo Focus hemos priorizado que tanto el conductor como el acompañante se sientan parte de un conjunto. En el anterior Focus, el pasajero quedaba algo aislado ya que la consola central y el salpicadero envolvían demasiado al conductor. En esta ocasión, un salpicadero de líneas más horizontales da oxígeno al interior y permite integrar distintos elementos del equipamiento más fácilmente”.

El interior es más integrador

“El nuevo Focus tiene ahora 60 mm más de ancho en la zona trasera y 78 mm más despacio para las piernas, detrás, además de espacio suficiente para la cabeza. El máximo espacio que tiene la zona delantera es de 1.421 mm. Hemos desplazado el salpicadero hacia delante 10 cm, y también hemos ganado espacio en la zona de los hombros al desplazar hacia el exterior las molduras interiores de las puertas. Eso nos ha costado muchísimo al en el límite de lo posible, en cuanto a seguridad contra impactos laterales, y dejar suficiente espacio para que la ventanilla pueda subir y bajar cuando se necesita“.

Foto: ACPhotoCorse

La sensación de espacio en el nuevo Focus es evidente desde el primer momento. La instrumentación es bastante clara y diáfana, destacando en los modelos que hemos probado la pantalla de ocho pulgadas, a la misma altura que el cuentakilómetros, por lo que no tenemos que desviar mucho la mirada. 

El Head Up Display, equipamiento inteligente

Una de las características más útiles del nuevo Ford Focus es la pantalla ‘Head Up Display’ situada sobre el cuentakilómetros y desplazada hacia el parabrisas delantero, que da indicaciones sobre el trayecto que estamos siguiendo en el GPS, la velocidad específica del momento, y el límite de velocidad en el que nos encontramos. Al ser transparente, es de gran ayuda para no apartar la vista de la carretera.

El maletero tiene mayor anchura de carga -1.150 mm- y en las versiones de 5 puertas, si ser el de mayor capacidad, es más que suficiente para la vida diaria.

Seguir esta página para más artículos sobre el Ford Focus, centrados en el apartado dinámico, y uno especial para el gran rival del Golf, el Vignale.